viernes, 14 de octubre de 2011

Origen y Significado: El Día de Muertos y la Ofrenda



EL DIA DE MUERTOS
Las fiestas de Día de Muertos que se celebran en todo el país son una amalgama de culturas mesoamericanas (principalmente la mexica) y del mundo hispánico, donde la muerte es vista como un despertar, como un renacimiento a otro mundo, el mundo de los muertos.

De acuerdo con las antiguas tradiciones, dependiendo de la forma de morir, el espíritu de la persona accedía a determinado lugar del inframundo o cielo:

Tonatiuhichan (la casa del Sol): lugar donde los guerreros muertos en batalla y los que perecían en la piedra de los sacrificios llegaban; se les llamaba cuauhteca (gente del águila), y se convertían por cuatro años en compañeros del Sol desde el amanecer hasta el cenit, periodo después del cual volvían a la tierra transformados en colibries.

Cihuatlampa: lugar al que llegaban las mujeres que morían durante el parto, y se las denominaba cihuateteo. Las mujeres fallecidas durante el parto tenían el mismo nivel de importancia que los guerreros muertos en batalla, y por eso ellas se volvían compañeras del Sol desde el cenit hasta el crepúsculo, obtenían una vida inmortal y en algunos días funestos descendían a la tierra.

Tlalocán: Aquellos que morían por alguna causa relacionada con el agua (ahogados, fiebre, rayos, etc.) iban al Tlalocan, el paraíso de Tláloc, y se hacían de una vida inmortal plena de placeres y abundancia.

Los niños pequeños tenían como destino el Xo-chatlapan o Tamoanchan, donde eran alimentados por un árbol nodriza que daba leche, el Chichihuacuauhco.

Los que tenían una muerte natural iban al Mictlán, en donde viajaban por cuatro años para finalmente extinguirse.

En las funestas ideas de la vida y la muerte los aztecas ofrendaban a sus difuntos frutas, legumbres, ropa y mantas para ayudar al difunto en su camino al otro mundo. Las ofrendas se realizaban periódicamente a los 20, 40, 60 y 80 días después del deceso; y luego cada año en las fechas previstas por el calendario para esas festividades durante 4 años, el tiempo en que el difunto permanecía en el Mictlán.

Dentro del calendario azteca, hay constancia de al menos cinco fiestas en las que la sociedad llevaba a cabo rituales y ofrendas a los muertos, sin embargo las que destacan son dos:

Tlaxochimaco o Mihcailhuitontli (entre el 12 y 31 de julio): fiesta dedicada a Hutzilopochtli y a los muertitos. Se hacían ofrendas de maíz, calabaza, frijol y otras legumbres y resalta por los tristes cantos dedicados a los muertos.

Xócotl Huetzi o Hueymihcáilhuitl (entre el 1 y el 13 de agosto): dedicado a Xiuhtecuhtli, era la fiesta de los adultos muertos. Se llevaban a cabo ceremonias dentro y fuera de los templos en una atmosfera de tristeza y con los rostros pintados de negro.


Con la llegada de los españoles y la evangelización, paulatinamente el culto a la muerte fue casi totalmente erradicado, no obstante, el culto a los muertos se fusionó con el modo católico de honrar a los difuntos y con La Noche de Todos los Santos (31 de octubre) y la fecha del 1 y 2 de noviembre vino a "sustituir" a la fiesta del Mihcailhuitontli y el Hueymihcáilhuitl, y lo pongo entre comillas ya que realmente se conservo el significado original de ambas; ya que según la tradición el 1 de noviembre llegan las almas de los infantes, los muertitos y el 2 de noviembre los difuntos adultos.

Las costumbres de los españoles de honrar a sus difuntos se mezclaron con las costumbres nativas, dando lugar a las ofrendas que eran llevadas a las tumbas de los fallecidos y con el paso de los años la fiesta del Día de Muertos se convirtió a lo que conocemos hoy en día. Una celebración en la que se tiene la creencia de que se les permite regresar al mundo de los vivos a las espíritus de los difuntos para poder reunirse con sus familas.

LA OFRENDA DE DIA DE MUERTOS



El Dia de Muertos no puede estar completo sin la tradicional ofrenda. La función de las ofrendas/altares de Dia de Muertos es ofrecer comida y bebida a los espíritus de los difuntos que en estos días regresan al mundo de los vivos y visitan a sus familias; con la idea de que se "alimenten". Generalmente las ofrendas se ponen dentro de las casas pero en varias partes del país también se montan ofrendas en los panteones sobre las tumbas de los difuntos, así como en las escuelas, oficinas, museos, plazas, etc. y en muchos lugares se organizan concursos de ofrendas.

La tradición de dejar ofrendas a los difuntos es una costumbre que también podemos ver a través de muchas culturas y del mundo; la mayoría de los difuntos eran enterrados con algunas de sus pertenencias y objetos que se creía que necesitarían para su viaje al mundo de los muertos. A continuación pongo una lista de los elementos básicos que suelen llevar las ofrendas, por supuesto que algunos elementos cambian dependiendo de la región del país, la tradición y las propias prácticas de la familia.

ELEMENTOS DE LA OFRENDA:

COMIDA: suele colocarse la comida favorita de los difuntos asi como platillos tradicionales de México que alucen a la fiesta como lo es el mole, arroz, maíz, dulce de calabaza, tamales, etc., asi como frutas de la temporada. Se colocan para recibir y "alimentar" a los difuntos que visitan las casas de sus parientes.

AGUA: es un elemento de purificación, limpieza y fuente de vida, en la ofrenda se coloca para calmar la sed de los difuntos después de que han recorrido un largo viaje al mundo de los vivos.

SAL: es otro elemento de purificación y ayuda a absorver las energías negativas.

INCIENSO: tradicionalmente se usa copal, aunque algunas mezclas de copal, mirra y flor de cempoalxochitl también son adecuadas y se han vuelto populares. El incienso sirve como ofrenda, además de que las propiedades del copal ayudan a purificar el ambiente y alejar a los malos espíritus; también se le asocian propiedades para contactar con los Dioses y otros mundos.

VELAS: simbolizan la fe, la esperanza y la presencia divina; se colocan en la ofrenda para alumbrar el camino a los difuntos y ayudarlos a encontrar las casas y ofrendas de sus seres queridos. En algunas regiones se tiene la costumbre de prender una vela por cada uno de los difuntos a quien se recuerda en las ofrendas, si esto se hace siempre hay que dejar una vela extra en honor a los difuntos que no tienen a donde llegar o no tienen a quien los reciba.

PAN DE MUERTO: es el pan tradicional de estas fechas, representa el cuerpo de los difuntos. Si quieren más información detallada del pan de muerto pueden leer este post.

FOTOGRAFÍAS: de los difuntos a quien se le dedica la ofrenda, en algunas regiones también suelen ponerse objetos personales. Algunas personas suelen colocarlas sobre la ofrenda, mientras que otras dicen que las fotografías deben colocarse de forma de que solo se vean reflejadas en un espejo, esto como símbolo de que los difuntos siguen con nosotros pero no podemos verlos directamente.

FLOR DE CEMPOALXOCHITL: es la flor que se ha usado para recibir a los difuntos desde tiempos prehispánicos, su color amarillo y naranja se asocia con el color amarillo de la región del norte, región de la muerte donde habitan los antepasados.

CALAVERAS DE AZÚCAR Y CHOCOLATE: estas se colocan para simbolizar los cráneos de las personas fallecidas asi como son un recordatorio de nuestra propia mortalidad, muy probablemente vinieron a ser la sustitución del tzompantli antiguo. Las calaveras de dulce no solo son parte de la ofrenda, también son un regalo que suelen hacerse a los vivos con su nombre en esta; al contrario de lo que pueda parecer este gesto es un símbolo de que se le desea una larga vida a la persona asi como una "muerte dulce" o tranquila cuando esta llegue.

EL PERRO: el itzcuintli o el xoloitzcuintle es un perro originario de México que para nuestros antepasados era un animal sagrado y se cree que ayuda a las almas de los difuntos a cruzar el río Chiconahuapan para poder llegar al Mictlan (el reino de los muertos). Se piensa que la gente que en vida es mala con los animales, y en especial con los perros, cuando muere es abandonada a su suerte en el río que conduce al Mictlan, ya que el itzcuintli no lo ayuda a cruzar.

PAPEL PICADO: representa el viento, pero más que nada es un elemento decorativo que refleja el color y la alegría de recibir a nuestros ancestros y también se ocupa de mantel para la ofrenda. Hay de varios tamaños y todos se encuentran decorados con claveras y motivos alucivos al Dia de Muertos.

EL MAÍZ: nos recuerda la actividad primordial del hombre, que era el cultivo del maíz, asi como su origen; hay que recordar que de acuerdo con algunos de los mitos prehispánicos el hombre fue hecho del maíz.

EL PETATE: antes se usaba el petate a manera de mortaja para embolver el cuerpo del difunto; hoy en día algunas personas lo colocan en la ofrenda solo como simbolismo de la mortaja, y a la vez se usa de mesa poniendo parte de la ofrenda sobre este. Es símbolo del descanzo y convivencia de las almas de los difuntos.

DULCES: suelen colocarse principalmente en las ofrendas dedicadas a los niños, junto con los juguetes.

NIVELES: los niveles o escalones que una ofrenda debe de tener cambian dependiendo de la región, se dice que la ofrenda tradicional debe tener 7 niveles, que son los que tiene que pasar el espíritu del difunto para poder descansar. En la cosmovisión azteca el alma de una persona debía pasar 8 niveles en el Mictlán, cada uno representaba una prueba para llegar al noveno nivel en el que se llegaba ante Mictlantecuhtli y su esposa Mictecacihuatl, llegando al descanso eterno. Otros mencionan 3 niveles, simbolizando el inframundo, la tierra y el cielo. Mientras que las ofrendas de 2 niveles simbolizan la división del mundo de los muertos con el de los vivos (el cielo y la tierra para la visión más católica).

EL ARCO: se coloca en el último nivel de la ofrenda para simbolizar la puerta que divide a ambos mundos

CRUCES: Algunas personas añaden cruces de flores u otro material, así como imagenes de Santos, misas y resos dedicados a ellos; esto con la finalidad de ayudar a que el alma del difunto salga del pulgatorio si es que no ha salido.

Tradicionalmente la ofrenda se deja el día 1 y 2 de noviembre para que los difuntos disfruten de ella, el 3 de noviembre es cuando esta se recoje y la comida de la ofrenda es consumida por los familiares y amigos cercanos.

Hay muchisima más información sobre el Día de Muertos, durante esas épocas en muchas partes de la ciudad se organizan eventos especiales a los que les recomiendo ir.

Mientras tanto, nos seguimos leyendo ;)

*EDITANDO*
Edito el post y agrego algunas fotos de ofrendas, las dos primeras pertenecen a la ofrenda que hizo una amiga con sus compañeros de trabajo hace un par de años ;)













Fuentes:
"La vida cotidiana de los Aztecas" de Soustelle Jacques
Folletería del Museo de Templo Mayor. Autor desconocido.

8 comentarios:

Shu Lien dijo...

Wow!! Super interesante tu informacion!!! Creo que yo nunca he puesto una ofrenda =S En mi familia no somos muy tradicionalistas =(

Nemesis dijo...

Gracias Shu Lien, yo antes tampoco ponia ofrenda, mi familia realmente no le daba mucha importancia pero siempre ma han gustado y ahora la pongo cada año.

Saludos ;)

Anónimo dijo...

Debemos seguir con esa tradición para preservar nuestros orígenes

Anónimo dijo...

siiiiiiiiiii k siiiiiiiiiiiiiiiiii deben sehguirla

Black Widow dijo...

¡Hola!
Acabo de descubrir tu blog gracias a Madame Macabre, y me ha encantado tu sección de "Origen y significado". ¡Creo que es una idea muy original con información muy interesante!
¡El post. muy bueno y completo!
¡Ya sigo y leo tu blog!
Un saludo,
Black Widow
http://supposedlygoth.blogspot.com.es/

Nemesis dijo...

Muchísimas gracias Black Widow, se bienvenida y espero te guste el blog :)

Un saludo.

Anónimo dijo...

Me ayudó en la tarea

Anónimo dijo...

Interesante y muy completa la información acerca de nuestras tradiciones, ojalá no se pierdan, buen trabajo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...